Cómo crear una escuela de idiomas

no image avaiable

El objetivo de este artículo es ofrecerle indicaciones e ideas sobre los aspectos que debería tener en cuenta. Es posible que el artículo le plantee tantas preguntas como respuestas. Esto es una buena señal, ya que le hará pensar en su situación específica y le recordará aspectos que posiblemente había olvidado. Le deseo suerte en cualquier proyecto que inicie. La academia de inglés Helen Doron Murcia nos deja las siguientes recomendaciones:

Ubicación

Entre las cosas que hay que tener en cuenta aquí está la elección de una zona cercana o de fácil acceso a su mercado objetivo. ¿Prefiere situar la escuela cerca de su competencia? ¿O prefiere una zona en la que aún no haya ninguna escuela de idiomas? Tenga en cuenta también los medios de transporte público. Si quiere trabajar con alumnos jóvenes, los padres también necesitan instalaciones para dejar y recoger a los niños.

Disposición de las aulas

Considere cuántos alumnos tendrá en cada clase y planifique el espacio necesario en las aulas. Puede que decida dirigirse a clientes empresariales, lo que significa que algunas de sus clases se impartirán en su empresa. La ventaja para usted es que se necesita menos espacio en sus instalaciones. Ten en cuenta también el espacio que necesitas para los profesores y los recursos. El personal administrativo también necesita una zona de trabajo. Además, necesita una zona de recepción para recibir a los clientes y darles información.

Sala de recursos para estudiantes

¿Quieres tener un centro de autoaprendizaje para que los alumnos aprendan de forma autónoma? (También conocido como centro multimedia). Esto puede ser un buen punto de venta para la escuela. Los clientes ocupados pueden apreciar la oportunidad de pasar por allí y estudiar en horarios distintos a los establecidos para ellos en el aula tradicional. Los profesores pueden tener un horario para supervisar el centro, lo que puede considerarse un poco de “tiempo libre” para ellos. Puede decidir que puede funcionar sin la presencia de un profesor, lo que lo hace más económico. Sin embargo, necesitará a alguien cerca para resolver las dificultades técnicas.

A qué grupo de clientes dirigirse

¿En qué tipo de enseñanza se va a centrar? ¿Quiere estar especializado en la enseñanza a clientes empresariales? ¿Te centras en la preparación de exámenes? ¿O su objetivo son los niños y los adolescentes? Recuerde las consideraciones adicionales que hay que tener en cuenta cuando se enseña a niños, por ejemplo, la seguridad en el edificio y la supervisión en todo momento de los más pequeños. El tipo de trabajo que realizas también contribuye a tu imagen corporativa, puedes empezar a pensar en esto ahora.

Cómo encontrar a tus clientes

Piensa dónde y cómo hacer publicidad. ¿Cómo puedes dar a conocer tu escuela? La elección del espacio publicitario dependerá de su mercado objetivo y del país en el que se encuentre. ¿Qué prensa especializada existe para su mercado objetivo? ¿Quiere contactar también con los responsables de recursos humanos y/o de formación de las grandes empresas? ¿Tiene la Cámara de Comercio local (o una organización similar) una lista de empresas a las que pueda dirigirse?

Recursos y equipamiento

Los profesores suelen necesitar acceso a una fotocopiadora y un ordenador. Hay que decidir cuánto invertir en estos artículos y si sería más fácil alquilarlos. Si el equipo se alquila, es posible que el servicio posventa sea más rápido. Por eso, hay que estudiar este aspecto. Ponte también en contacto directamente con los grandes fabricantes de ordenadores y pregúntales si están dispuestos a dártelos a un precio reducido. Explicar quién es tu clientela objetivo puede ayudarte a conseguir ordenadores a precio reducido. La ventaja para el proveedor es que sus alumnos se familiarizan con la marca del ordenador y, por tanto, es más probable que compren uno más adelante.

En cuanto a los libros, tienes que decidir si regalas el libro del curso a los alumnos. Si es así, esto se incluye en el precio del curso. La ventaja es que todos los alumnos tendrán el libro al mismo tiempo, lo que facilita la labor de los profesores. También puede pedir a los alumnos que compren sus libros de texto.

Como recursos complementarios, sugiero que, como mínimo, necesites un libro que cubra cada una de las destrezas (leer, escribir, escuchar, hablar) para cada nivel. También se necesitan libros de referencia de gramática y libros que desarrollen el vocabulario y la pronunciación. Acuérdate de comprar cassettes y CD Roms para acompañar a los libros de texto. Consulta con las editoriales y librerías, a veces hacen descuentos a las escuelas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *