5 consejos para el mantenimiento de un generador portátil

no image avaiable

Probablemente ya esté familiarizado con la manejabilidad y versatilidad de un generador portátil. Pero, ¿se está asegurando de que su versatilidad y potencia estarán disponibles cuando las necesite?

El mantenimiento es una parte muy importante de tener un generador portátil. No mantener adecuadamente su generador portátil puede provocar un arranque difícil e ineficiente. Así que siga estos 5 consejos de mantenimiento del generador portátil de Grupos Bravo para asegurarse de que su fuente de energía de reserva sigue siendo fiable.

1. El aceite fresco ayuda

Al igual que con cualquier equipo de energía de motor pequeño, el cambio de aceite es un factor importante para mantener la fiabilidad. Cambie el aceite La mayoría de los generadores nuevos necesitan su primer cambio de aceite después de sólo 30 horas de uso. Una vez realizado el primer cambio de aceite, los futuros cambios de aceite sólo deben realizarse cada 100 horas de uso o, como mínimo, cada temporada. Para estar preparado para cortes de energía prolongados e inesperados, abastézcase de aceite, filtros de aceite e incluso gasolina.

2. Tapones y filtros

Sin una forma de respirar y una forma de encender el gas en los cilindros del motor, su generador sería inútil. Cambie la bujía y el filtro de aire cada 200 horas de uso, o al menos una vez al comienzo de cada temporada. Tener una bujía nueva junto con un filtro de aire limpio asegurará una mezcla adecuada de combustible y aire, ayudando a que el motor funcione más eficientemente y alargando la vida útil de su generador.

3. Guárdelo en un tanque vacío

Si piensa guardar su generador durante más de un mes, asegúrese de vaciar el combustible del depósito. Comience añadiendo un estabilizador de gas de calidad al combustible de su tanque, y luego haga funcionar la unidad durante unos 15 minutos. Deje que el motor se enfríe, y luego arranque y haga funcionar el motor hasta que se quede sin gasolina y se apague. Si queda mucha gasolina en el depósito, puedes utilizar un sifón. Sólo asegúrate de que el sifón no sea conductor, para evitar que se genere electricidad estática en el depósito.

4. Cambiar la batería

No todos los generadores portátiles tienen batería, pero los que tienen arranque eléctrico deben estar completamente cargados antes de guardarlos. Si puede, conecte la batería a un cargador de goteo para mantenerla fresca y lista cuando la necesite.

5. Entrene en la temporada baja

Aunque estos consejos de almacenamiento marcan la diferencia, siempre es mejor poner en marcha el generador cada 30 días y dejarlo funcionar durante unos minutos. Hacerlo ayudará a mantener los componentes lubricados al hacer circular el aceite por todo el motor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *