Cosas que no sabías sobre los badenes

Los dueños de negocios sacuden la cabeza cuando ven a los conductores atravesar sus estacionamientos a altas velocidades. Estos conductores descuidados podrían dañar la propiedad o incluso dañar a los peatones.

Sabes que la mejor manera de prevenir este escenario es añadir un badén a tu estacionamiento. Pero te das cuenta de lo poco que sabes sobre los badenes. Es probable que haya pasado por muchos badenes en su vida sin pensar mucho en ellos. Aquí hay algunas cosas interesantes que no sabía sobre los badenes.

Los badenes modernos fueron inventados por un físico de renombre

Una forma temprana de topes de velocidad fue implementada. Los trabajadores elevaron los cruces peatonales cinco pulgadas para reducir la velocidad de los conductores.

Sin embargo, los modernos badenes se introdujeron en la década de 1950. Después de ganar el Premio Nobel por sus descubrimientos en la teoría electromagnética, Arthur Holly Compton notó un problema que no estaba relacionado con su campo de experiencia. Los conductores a menudo pasaban a toda velocidad.

Los badenes pueden estar hechos de varios materiales diferentes

Los badenes o reductores de velocidad suelen estar hechos de asfalto o de hormigón debido a la durabilidad de estos materiales. Sin embargo, los badenes también pueden estar hechos de goma, metal o plástico reciclado. Los badenes de goma pueden atornillarse a la carretera, lo que permite retirarlos más tarde.

Los badenes son diferentes de los reductores de velocidad

Puede asumir que los badenes y los badenes son intercambiables. Sin embargo, los badenes y los saltos de velocidad difieren en varios aspectos importantes:

Reducción de la velocidad: mientras que los badenes reducen la velocidad a tan sólo 5 millas por hora, los badenes reducen la velocidad a unas 20 millas por hora.

Uso: Los badenes se colocan a menudo en estacionamientos y en carreteras y caminos privados. Sin embargo, no se utilizan en las vías públicas porque pueden poner en peligro a los conductores que no los esperan. Los badenes pueden colocarse en las vías públicas y a menudo se colocan cerca de los cruces peatonales. No se colocan en las carreteras principales donde podrían interrumpir las rutas de los vehículos de emergencia y los autobuses.

A pesar de sus diferencias, tanto los badenes como los badenes cumplen la misma función: reducir la velocidad de los vehículos para promover la seguridad de los conductores y los peatones. También pueden mejorar el flujo de tráfico y reducir las colisiones.

Existen otros tipos de dispositivos de reducción de la velocidad

Aunque son menos comunes, existen otros tipos de badenes. Entre ellos se incluyen:

  • Los badenes dinámicos pueden detectar la velocidad de un vehículo y sólo se activan si el vehículo alcanza ciertas velocidades.
  • Los reductores de velocidad son varios pequeños badenes con un espacio entre cada uno. Los vehículos de emergencia y los autobuses de gran tamaño pueden atravesar el amortiguador de velocidad y continuar a su velocidad normal.
  • Las tablas de velocidad consisten en un salto de velocidad largo con una sección plana en el medio. Causan una disminución menos notable de la velocidad que otros dispositivos de velocidad.
  • La tecnología moderna ha hecho que todo tipo de badenes sean cada vez más seguros y duraderos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *