Reflexología: Cómo funciona para la salud

La reflexología se basa en la realización de masajes en la zona de los pies y las manos para aliviar el estrés y los nervios, lo que nos demuestra que nos encontramos ante una práctica de lo más relajante e ideal para cuidar la salud.

Y es que recibir un masaje en los pies no solo forma parte de la seducción, sino que también se trata de una excelente vía para aumentar los niveles de relajación y huir de la ansiedad que tanto ellas como ellos sufren a diario debido al trabajo, los hijos, la economía y otras preocupaciones.

Así que, si quieres conocer un universo donde la calma y el relax están asegurados, descubre cuáles son los beneficios de la reflexología para la salud y empieza ya mismo a implantarlos en tu vida. ¡Te sentirás mucho mejor!

Un mayor bienestar

Aunque parezca una acción de lo más sencilla y carente de ningún beneficio extraordinario, los masajes en los pies y las manos que se proporcionan a través de la reflexología provocan un bienestar general en las personas. ¿El motivo? Que, al llevar a cabo estas acciones, los seres humanos liberamos varias sustancias químicas que provocan que nos sintamos estupendamente.

Se acabaron los nervios

Si decides someterte a una completa sesión de reflexología, podrás ver como, poco a poco, la ansiedad, el estrés y los nervios que invaden tu vida van desapareciendo para darle paso a una existencia mucho más tranquila, feliz y repleta de calma y buenos pensamientos.

Una vida más sana

La reflexología mejora la salud en todos los sentidos, ya que, además de acabar con el estrés, ayuda al organismo a eliminar toxinas y refuerza el sistema inmunológico, por lo que, si empiezas a aficionarte a esta práctica, estarás tan sana y fuerte que será muy complicado que los resfriados, las gripes y otro tipo de enfermedades se instalen en tu cuerpo.

Reflexología relaja instantáneamente los músculos

Uno de los beneficios de la reflexología es que estimula miles de terminaciones nerviosas en los pies. Masajear puntos específicos debajo de las plantas de los pies puede causar un hormigueo y la tensión que se está levantando de su cuerpo. Los músculos a menudo se tensan por la mala postura, los movimientos repetitivos o incluso por tener sobrepeso y cargar unos cuantos kilos de más.

En varios casos, el dolor muscular es lo suficientemente severo como para causar una discapacidad temporal. Aunque inicialmente puede optar por tomar medicamentos para ayudar a aliviar los músculos adoloridos, el dolor por lo general reaparece una vez que el efecto del analgésico desaparece. Durante las sesiones regulares de reflexología, los resultados son inmediatos y duraderos; a diferencia de la medicina llena de toxinas, la reflexología no tiene efectos secundarios. Es un enfoque natural y holístico para aliviar la tensión muscular.

Reflexología mejora la flexibilidad y la amplitud de movimiento

A medida que uno envejece sin hacer ejercicio intencionalmente y permanece en un flujo perpetuo de movimiento continuo, las articulaciones pueden tensarse, los músculos pueden debilitarse y el rango de movimiento puede disminuir. Si a esto se añade un estilo de vida sedentario, la estimulación muscular se reduce limitando aún más la capacidad de estiramiento natural.

Los músculos relajados mejoran la flexibilidad y la amplitud de movimiento al permitir que los ligamentos se estiren. Los bailarines y atletas utilizan la reflexología para relajar sus músculos, promoviendo así la flexibilidad y una mayor amplitud de movimiento. La reflexología se dirige a nervios específicos que, a su vez, ayudan a desbloquear los canales bloqueados del cuerpo. Esto no sólo mejora el rendimiento atlético, sino que también ayuda a prevenir lesiones mientras se realizan las actividades diarias.

La reflexología reduce el estrés

Este es el beneficio más obvio de la reflexología. La reducción del estrés se consigue masajeando específicamente los nervios clave de los pies con movimientos repetitivos, firmes pero indoloros, para relajar los músculos. Esto elimina la presión causada por el estrés y también ayuda a despejar la mente, dejándolo calmado y desestresado. La reflexología promueve un equilibrio mental sereno al relajar el sistema nervioso. El masaje de pies libera hormonas “sentir bien” en el cerebro creando una sensación de satisfacción y bienestar general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *